¿Cuándo viene Dios?

La Brhama Kumaris World Spiritual University (establecida en la India en 1937) dice que Dios viene cuando la humanidad alcanza su máximo nivel de degradación y el clamor de nuestras vibraciones pidiendo ayuda llegan hasta Él.  Ese es el momento fijado en el drama para su aparición en el mundo físico y gastado. 

 

Foto, Fuente: Only Shivababa Rays

Él no es omnipresente. Si Dios fuera omnipresente, como se dice en algunos sistemas de creencias religiosas, significaría que Él, El más Elevado de todos, está presente en todos los hijos. 

Entonces querría decir que Dios es imperfecto, o que tiene vicios y debilidades.  Entonces se habla de un Dios vengativo, o que tiene ira. Él es uno y el único que desempeña el papel de elevarnos desde nuestra condición caída a la que hemos llegado hasta nuestro estado más puro y elevado.

Decir que Dios es omnipresente significaría que nosotros no debemos hacer ningún esfuerzo para volvernos mejores ya que Dios está en nuestro interior.  Por ende no experimentaríamos ninguna clase de carencia espiritual o moral.

También se le atribuye a Dios Shiva (la fuente) en la mitología hindú rasgos humanos y por lo tanto se lo hace portador de sus peores defectos. 

Esto es producto de que se lo haya considerado a Dios Omnipresente, y que se le haya atribuido a Él, los mismos defectos y rasgos impuros que hemos adquirido nosotros en la tierra de la ignorancia.  Pero el mundo no era así.

En un principio el mundo era puro y los habitantes de ese tiempo, los cuales se conoce en la mitología hindú como Las Deidades, vivían una existencia perfecta y libre de cualquier forma de tristeza.  Esto es porque en el Ciclo Previo (la confluencia del viejo y nuevo mundo y que es este tiempo) habían hecho esfuerzos por elevarse siguiendo las directivas de Dios, entonces como recompensa recibían un status en el mundo puro por 2.500 años.  El Ciclo se repite idénticamente cada 5.000 años.

Este es el momento en que viene Dios y podemos aprovechar esta Chance Dorada para restaurar nuestra condición original y eterna de Hijos y seguir Sus direcciones puras.  Eso ya es una recompensa y es garantía de un futuro de oro (en el paraíso) por 21 nacimientos.

Publicado por Mariano Cardillo

Soy empleado administrativo y trabajo como marketero digital a medio tiempo. Practico meditación Raja Yoga en Buenos Aires, Argentina.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: