En la bici no saben lo que me pasó ayer

Ayer en la mañana, una de las tantas mañanas de frío a las que nos tiene acostumbrados agosto, iba en mi bici, con el nublado cielo como marco. Mire hacia atrás para chequear el compartimiento que tengo anexado en el vehículo y cuándo volví a mirar al frente tomé conciencia de que la barrera delSigue leyendo «En la bici no saben lo que me pasó ayer»

¿Cómo es nuestra relación con las cosas?

¿Nuestra relación con las cosas es de dependencia o de interdependencia? De interdependencia no es porque las cosas no dependen de nosotros para existir, y no debiéramos atribuirle tampoco propiedades humanas a las cosas y crear con ellas una relación de dependencia. En el pasado había más abundancia, podíamos llegar a fin de mes conSigue leyendo «¿Cómo es nuestra relación con las cosas?»

Somos almas, incorporales

Ahora que sabemos que somos seres espirituales viviendo una experiencia física y no al revés, un mundo de posibilidades se abre ante nuestros ojos y más específicamente ante el tercer ojo, o sea el ojo del alma. Un mundo ilimitado, porque no está circunscripto a los límites físicos, dónde está incluído nuestro cuerpo de losSigue leyendo «Somos almas, incorporales»

Desapego y amor, ambas caras de la felicidad

No es necesario estar apegados a aquellas personas que amamos, es más, muchas veces el miedo y la inseguridad de la cuál están teñidas las emociones que experimentamos hacia nuestros seres más cercanos pueden alejarnos de la felicidad en nuestra relación con ellos. La base, desde un punto de vista espiritual, es el desapego haciaSigue leyendo «Desapego y amor, ambas caras de la felicidad»

El amor, una virtud que engrandece el alma

El amor tiene que ver con todas nuestras expresiones afectivas, incluso de aquellas en las que expresamos ira, que es la negación de amor. Habría que preguntarse a veces que nos está faltando que no estamos expresando amor. Las 3 clases de amor Primero tenemos el amor romántico, que es el que comúnmente se expresanSigue leyendo «El amor, una virtud que engrandece el alma»

Mi Hogar espiritual, El mundo de completa Paz

Cuando venimos al mundo lo hacemos con nuestro máximo nivel de pureza, llenos de todos los recursos que necesitamos para expresar nuestro verdadero potencial ante este. Previamente estamos en Nuestro Hogar. No es cuestión de paciencia, ni ninguna de las virtudes, cuándo estamos en el Hogar, junto a Nuestro Padre, porque no estamos experimentando ningunaSigue leyendo «Mi Hogar espiritual, El mundo de completa Paz»