En la bici no saben lo que me pasó ayer

Ayer en la mañana, una de las tantas mañanas de frío a las que nos tiene acostumbrados agosto, iba en mi bici, con el nublado cielo como marco. Mire hacia atrás para chequear el compartimiento que tengo anexado en el vehículo y cuándo volví a mirar al frente tomé conciencia de que la barrera delSigue leyendo «En la bici no saben lo que me pasó ayer»